sábado, 8 de septiembre de 2012

BONITO CON CEBOLLA CARAMELIZADA




Las vacaciones ya van tocando a su fin. Quedan unos días para que mis hijos comiencen el instituto y poco a poco debemos ir retomando las viejas costumbres, los madrugones y las horas de cocina.


 Para aprovechar los últimos coletazos del verano, nada mejor que una receta rápida y ligera. Sólo necesitamos un buen bonito en conserva, fundamental, y unas cebollas.


NECESITAMOS:

- Un bote de bonito en aceite de oliva.
- Tres cebollas medianas.
- Cuatro cucharadas de aceite de oliva.
- Un vaso de agua.


LO HACEMOS:

Picamos las cebollas como más nos guste.

En una sartén calentamos el aceite y añadimos la cebolla. La damos unas vueltas en la sartén hasta que nos aseguremos que toda ella está impregnada con el aceite y mantenemos a fuego vivo durante cinco minutos cuidando que no se nos queme. 

Es muy importante durante todo el tiempo que tarda en caramelizar vigilar la cebolla para que no se queme y nos estropee el plato.

Pasado este tiempo bajamos el fuego y dejamos hacer la cebolla poco a poco. Cuando se empiece a dorar añadimos un poco de agua a la sartén y se irá formando el caramelo con el azúcar de la propia cebolla.

Añadimos agua un par de veces más y dejarmos que la cebolla tome el color del caramelo y se acabe de pochar a nuestro gusto.

Si la cebolla que hemos usado no desprendiese líquido suficiente para hacer el caramelo, al añadir el agua ponemos un par de cucharadas de azúcar moreno. Nos quedará igual de rica.

Dejamos enfriar la cebolla y la colocamos en una bandeja. Sobre la cebolla colocamos las lascas de bonito y con un buen trozo de pan en la mano podemos lanzarnos ¡¡¡al ataque....!!!

Se puede presentar también en pinchos; ya sabéis un trozo de pan, sobre éste un poco de cebolla y coronando nuestro pincho el bonito....delicioso.

11 comentarios:

  1. No sé cuantos de esos pinchos tendría que preparar....Nos encanta el bonito.
    Todavía nos quedan unos cuantos días de relax pero en breve comienzan los madrugones.
    Un abrazo,
    María José.

    ResponderEliminar
  2. Alicia, más sencillo y apetecible, imposible!!.

    Besazos guapa

    ResponderEliminar
  3. Alicia, en casa no se podría esperar a que la cebolla terminase de enfriar, y te digo que en caliente está también estupenda. un plato de 10 y bien rapidín. Besinos y bienvenida, espero que el verano fuera estupendo para vosotros.

    ResponderEliminar
  4. Alicia tomo nota que tiene que estar delicioso......Estoy de sorteo en mi blog si te gusta el marisco y quieres apuntarte, te dejo el enlace.
    http://cocina-trini.blogspot.com.es/2012/08/si-te-gusta-el-buen-marisco-apuntate-al.html

    ResponderEliminar
  5. Quiero entregarte un premio es el Indalo de Bronce, después tu se lo puedes entregar a quien tú quieras eso si que cumpla los requisitos. Aquí te dejo el enlace para que lo recojas.
    http://cocina-trini.blogspot.com/2010/11/premio_26.html

    ResponderEliminar
  6. Alicia, me encanta la cebolla caramelizada, y así con el bonito de lata se compone un plato riquísimo y fácil.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  7. Que delicia de receta y que contraste de sabores tan curioso y a la vez tan acertado.

    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Nunca la he probado con bonito... buena combinación¡¡

    ResponderEliminar
  9. Primera vez que visito tu blog y me ha gustado mucho, por lo que me quedo como tu seguidora.
    Te invito a visitarme a cocinandoconsencillez.blogspot.com

    Saludos

    ResponderEliminar
  10. Hola mi niña!!!
    ya estamos en pleno con el cole y la vuelta a la costumbres verdad??? y que bien sienta la rutina y llegada de otoño!!! :)
    me encanta volver a verte y visitar tu blog, donde siempre hay cosas muy ricas...esta receta es perfecta, sencilla y sabrosa :)
    vuelvo pronto a por una de tus famosas cenitas familiares de fin de semana amiga!!!!
    miles de besos!

    ResponderEliminar