miércoles, 5 de octubre de 2011

TRUFAS


A María Jesús por su generosidad.

Mi suegro ya es muy mayor, tiene una demencia senil muy avanzada y por lo único que se le ve demostrar interés es por los dulces. Le encantan el chocolate, los donuts, las natillas... todos esos caprichos que sean muy dulces y fáciles de tragar, así que siempre le llevamos algo.

De todas las cosas, lo que más le gustan son los bombones y, ahí, debemos tener mucho cuidado para que no lleven avellanas, almendras, coco...que no puede tragar y por supuesto, sin alcohol. Durante mucho tiempo he buscado, sin tener suerte, aromas de almendra y avellana para prepararle bombones caseros que no llevaran más que chocolate. 

Buscando la receta "divina" le pregunté a Rebeca si ella conocía alguna que se adaptara mis necesidades y me dijo que no había preparado bombones, pero de repente se iluminó y recordó que su cuñada María Jesús, toda una experta en trabajar el chocolate (he probado alguna de sus recetas), preparaba unas trufas de impresión. Así pues, llamó a su cuñada y ésta rauda y veloz le pasó la receta de la cual salieron las deliciosas trufas que veis en la foto.

Muchas gracias María Jesús por compartir esta receta tan deliciosa con nosotros, ya que todo aquel que la pruebe la tendrá en su recetario para siempre.

Es una receta sencilla, económica (menudo precio tienen las trufas en las confiterías) y de resultados espléndidos y si no ya me diréis.

NECESITAMOS:

- Una tableta de chocolate de cobertura, yo usé el fondant de Mercadona.
- Dos cucharadas de leche.
- Dos yemas de huevo.
- 75gr. de mantequilla.
- Para adornar, cacao amargo, fideos de chocolate, fideos de colores, coco rallado... lo que más os guste.
- Cápsulas rizadas para trufas.


LO HACEMOS:

En un cazo ponemos las dos cucharadas de leche y el chocolate troceado, lo fundimos a fuego suave removiéndolo para que no se queme.
Cuando hayamos obtenido una crema  espesa y sin trocitos de chocolate la retiramos del fuego e incorporamos las yemas y la mantequilla, removemos rápidamente para que las yemas no cuajen y la mantequilla se deshaga.
Dejamos enfriar la crema de chocolate en la encimera y cuando haya perdido todo el calor la metemos en la nevera hasta que se endurezca.

Cuando esté bien fría la sacamos de la nevera y con una cucharilla de postre tomamos porciones de ésta y la redondeamos con mucho cuidado ya que se nos deshará en las manos.

Para adornar las trufas, yo puse en platos el coco, el chocolate en polvo (usé el de Valor para repostería), los fideos de chocolate y los de colores y fui dejando las trufas en ellos y las empujaba con la cucharilla para que rodaran y se impregnaran de los adornos. Luego con mucho cuidado las metí en el papel rizado y rápidamente a la nevera para que se enfriaran otra vez.

Salieron unas treinta. A los niños les encantaron las de los fideos de colores.

18 comentarios:

  1. No me extraña que tu suegro se pirre por los dulces, y yooo también y con estos regalitos que le llevas seguro que hace mucho mas alegre su ahora "marchita" vida.
    Besines
    Nieves

    ResponderEliminar
  2. Conhecer alguém aqui e ali…

    Um beijo da Nita. Hoje de bom entardecer!

    ResponderEliminar
  3. Muy buena pinta y muy facilitas Alicia!!!
    A ver si el lunes no se me cruza nada y me paso a verte ok? Un besito!!

    ResponderEliminar
  4. Mi querida Alicia,siento muchísimo la enfermedad de tu suegro por qué es muy tiste tener que llegar a sí a la vejez pero nunca sabemos lo que nos depara el destino así que muchísimo ánimo y a cuidarlo y a mimarlo con estos dulces tan maravillosos que haces,eres un sol.
    Un besito enorme y tomo nota de tus deliciiosas trufas.

    ResponderEliminar
  5. Qué ricura, tu suegro debe de ser muy feliz con los regalos de su Teresa!
    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Buenoooo lo que le gustan a mi madre las trufas... ¡se las voy a hacer por su cumple, que es dentro de poco! Gracias por la idea guapa.

    ResponderEliminar
  7. ¡ Qué manera tan entrañable de hacer feliz a una persona !
    Yo no soy muy golosa pero nunca digo que no a una trufa casera con el café de la sobremesa.
    Un abrazo,
    María José.

    ResponderEliminar
  8. Muy facilinos de hacer estos bombones. Por cierto, asturiana soy y en Asturias vivo, jejejej!!! besinos.

    ResponderEliminar
  9. Tienen que estar muy ricas. Y qué alegría se habrá llegado tu suegro! Todo un detalle, por tu parte.

    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Bueno y bueno, que cosa mas buena , vaya unas trufitas mas ricassss.

    Vente corriendo para mi blog que estoy de sorteo y son cosas muy ricassss.

    Besitos guapa

    ResponderEliminar
  11. yo creo que estaría como tu suegro de contenta!!! que gustazo!

    ResponderEliminar
  12. Que buenas las trufas, y mucho mejor si las preparas con tanto cariño para una persona especial

    ResponderEliminar
  13. Tu suegro debe de estar super contento cuando le haces estos dulces con tanto cariño, ajala cuando uno llegue a la vejez tengamos a alguien como tu al lado. Un biquiño

    ResponderEliminar
  14. Muy ricas, me has recordado que hace años que no las preparo.
    Tu suegro tiene mucha suerte contigo.
    Un abrazo.


    www.cocinandoencasa.net
    www.dulcisimosplaceres.net
    www.todasmisrecetasdecocina.net

    ResponderEliminar
  15. Son una tentación de verdad! que riiicas trufas!
    besotes, feliz semana :)

    ResponderEliminar
  16. Otra receta de trufas bien rica que me guardo. Se ven deliciosas :-)

    Besos.

    ResponderEliminar
  17. Vaya pinta que tienen esas trufas; y cómo deben disfrutar toda tu familia.
    Viendo este comienzo, me quedo por aqui visitando tu cocina; y por consiguiente me quedo de seguidora.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  18. Hola Alicia, lamento la enfermedad de tu suegro. Seguro lo compensan estas alegrías que le das.
    Soy muy golosa, quiero hacer esta receta ya! Lo que me pasa es que, en cuanto me dispongo a preparar de estas cosas, meto mucha cuchara en el entretiempo y las porciones me quedan muy reducidas. A ver si las hago frente a algún testigo, cosa que me quite las ganas de chuparme los dedos. Te mando un beso y felicitaciones por las fotos, todos los bombones se ven muy coloridos y apetecibles en exceso. Besotes!

    ResponderEliminar