sábado, 2 de enero de 2010

PATACONES COLOMBIANOS






Este verano fuimos a comer a casa de unos amigos, ella es colombiana y nos preparó una selección de la comida típica de allí.
Entre todos los platos con que nos sorprendió los que más llamaron mi atención fueron estos patacones y unas riquísimas arepas, además comimos yuca, muy rica, unas alubias pintas con unas salchichas muy estrechas, patatas y arroz que acompañaba el plato, una comida de lujo coronada por unas brebas en almibar que es un postre típico de su tierra.
Los patacones son un plato que no resulta difícil de hacer y de resultados espectaculares. Su secreto, como ocurre casi siempre, está en las salsas que los acompañan.
¡A COCINAR!
PATACONES COLOMBIANOS
NECESITAMOS
Para los plátanos
- Un plátano macho por persona
- Aceite de girasol
Para la salsa de pollo
- 2 muslos de pollo cocidos
- 3 cucharadas de mayonesa
- 1 cucharada y media de kepchup
- Un chorrito de vino blanco
Para la salsa de pimientos
- Un pimiento rojo, si es grande medio
- Una cebolla, si es grande media
- Aceite de oliva
Para el guacamole
- 2 aguacates maduros
- medio tomate
- un cuarto de pimiento rojo
- media cebolla pequeña
- cilantro
- una pizca de comino
- un chorrito de zumo de limón
- un chorrito de vinagre
- unas gotas de tabasco o un poquito de cayena en polvo si se quiere picante
LO HACEMOS
Pelamos los plátanos y los cortamos en círculos del grosor de un dedo. Calentamos abundante aceite de girasol en una sartén y los freímos.
Cuando empiecen a dorarse los sacamos de la sartén, los ponemos sobre una tabla y los machacamos. Me explicaré, machacar los plátanos consiste en aplastarlos, para ello, yo uso una jarra de cerveza que pesa, con ella les doy un golpe y luego la giro un cuarto de vuelta, con esto los plátanos quedan redondeados y aplastados.
Realizada esta operación los volvemos a poner en la sartén y los acabamos de freir. Una vez fritos los dejamos en papel de cocina para que sueltan la grasa.
Preparamos las salsas.
La salsa de pollo:
Desmenuzamos los muslos de pollo y los dejamos esperando.
En un bol pequeño ponemos la mayonesa, el kepchut y un chorrito de vino blanco, al gusto. lo mezclamos todo y hacemos la salsa rosa, la probamos y si está a nuestro gusto la echamos encima del pollo y lo mezclamos todo. Una vez terminada la colocamos en la salsera donde la vayamos a presentar.
La salsa de pimiento:
Picamos finamente el pimiento y la cebolla y los ponemos a pochar en una sartén con un chorrito de aceite. Una vez pochado lo servimos en la salsera que sacaremos a la mesa.
El guacamole:
Existen diversas formas de preparar el guacamole, la más rápida y socorrida en la del sobre de guacamole y seguir las instrucciones que éste da, pero si nos queremos lucir mejor prepararlo nosotros.
Picamos muy menudo el tomate, la cebolla, el pimiento y el cilantro. Machacamos en un bol los aguacates con un tenedor hasta obtener una pasta suave, si se queda muy compacto yo suelo añadirle un poquito de agua para que la aligere. Unimos el aguacate con las hortalizas que hemos picado y lo mezclamos cuidadosamente; después añadimos al gusto un chorrito de zumo de limón para que no se oxide el aguacate, un chorrito de vinagre, la pizca de comino y si nos gusta picante el tabasco o la cayena y lo incorporamos con cuidado al aguacate y las hortalizas.
Por último lo dejamos en la nevera al menos una hora para que el aguacate integre los diferentes sabores.
Servimos en una bandeja los plátamos junto con las salsas y nos disponemos a probar sabores sirviendo en cada plátano una de las salsas.
¡ A COMEEEEEEER !




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada