martes, 12 de enero de 2010

SORBETE DE LIMÓN





Poco antes de que acabasen las clases los miembros del AMPA del colegio organizamos una merienda "de traje" para los niños y para nosotros. Unos trajeron tortilla (imprescindible en cualquier evento), otros bizcocho, otros empanadillas, chocolate... y Esther llegó con este impresionante sorbete.

A mí me encantó, siempre me ha gustado mucho el cava, y la combinación de éste y el helado para mi gusto es deliciosa. Tanto es así que este año el colofón a la comida de Navidad fue, como no, un sorbete de limón.

La foto no es de ese día si no del viernes pasado. Vinieron unos amigos a cenar y se me ocurrió hacerlo. La cena era contundente y como digestivo me pareció muy apropiado.

Si podeis acercaros a un Mercadona a comprar el sorbete, no lo dudeis, tiene trocitos de limón y le da un toque especial que no se consigue con los de otras marcas.



SORBETE DE LIMÓN

NECESITAMOS


-Un litro de sorbete de limón.


- Tres cuartas partes de una botella de cava semiseco.


Para el adorno.


- Un limón.


- Azúcar.


- Colorante alimentario del color que nos guste o zumo de limón.



LO HACEMOS


Lo primero que preparamos es el adorno de la copa. Para ello ponemos un poco de azúcar en un plato, le añadimos un poco de colorante y lo mezclamos hasta que tome color todo el azúcar. No es conveniente utilizar mucho colorante por que el azúcar se deshace y luego mancha la copa. Una vez lograda la mezcla partimos un trozo de limón y lo pasamos por el borde de la copa humedeciéndolo. Después introducimos el borde de la copa en el azúcar. El azúcar se pegará a la copa. Si vemos que no se adorna todo el borde empujamos el azúcar con el dedo y acabamos de adornarlo.


Si no queremos usar colorante alimentario podemos sustituirlo por un poco de zumo de limón y seguir los pasos anteriores.


Una vez adornada la copa hacemos el sorbete que debe tomarse recién hecho.


En un bol grande ponemos las tres cuartas partes de la botella de cava y el helado de sorbete. Lo batimos bien con la batidora para que se integren. Una vez hecho ésto y para evitar que estropee el adorno de la copa y se derrame al servirlo, lo pongo en un vaso medidor de los que tienen pico.


Lo servimos rápidamente en la copa, la pajita, un trocito de limón como adorno y servimos.


¿Os gusta? Ya me contareis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada